Signos y síntomas de la hepatitis

Enlace Patrocinado

Los signos y síntomas de la hepatitis, teniendo en cuenta que los últimos solo son observados por la persona que los sufre, entonces se caracterizan por anorexia o pérdida del apetito, dolor de estómago, náuseas, cansancio, fiebre y diarrea, malestar general, escalofríos, fatiga, prurito y dolor de cabeza.
Mientras que tendiendo en cuenta que los primeros, es decir los signos también pueden ser observados por el médico o por cualquier persona se caracterizan por la piel de color amarillento (ictericia), por el pigmento biliar presente en la orina (coluria), hígado agrandado (hepatomegalia), también puede determinar el color oscuro de la orina y el color aclarado de las heces.
Ahora bien se deben distinguir las variabilidades de la enfermedad determinada en letras, por ejemplo la variabilidad A destaca sus síntomas con la presencia de nauseas, cansancio, anorexia (pérdida del apetito), dolor de estómago, inflamación y dolor de las articulaciones. Todos ellos desaparecerán en tres meses, luego como signos es típico el color amarillento de la piel (ictericia) y la coluria.
Signos y síntomas de la hepatitis

En el caso de la variabilidad B crónica, si bien por lo general no presenta síntomas, en el caso de presentarlos se destacará la falta de apetito y el cansancio. Con un signo de inflamación del hígado, los síntomas serán potenciados e inclusive al producirse un daño hepático mayor se producirá una cirrosis hepática.
Asimismo puede tener signos de glomerulonefritis y de vasculitis.
En el caso de la variabilidad C si bien también puede ser asintomática en el caso de que se presenten síntomas se observará la picazón, el prurito generalizado en el cuerpo, náuseas, cansancio, diarrea, dolor en la zona del hígado, falta de apetito y fiebre, luego como signos se destaca el color oscuro de la orina, las heces de color claro y el color amarillento de los ojos y la piel (ictericia).
Como síntomas de la hepatitis D se destaca en un principio la fiebre leve, fatiga, falta de apetito, diarrea, dolor muscular y articular, dolor de garganta, sensación de un estado gripal y dolor del abdomen. Como signos se observa el color oscuro de la orinas y el color claro de las heces. Después de dos semanas, la infección se habrá establecido y se presentará la piel y los ojos con el color amarillento típico de la ictericia. Si la enfermedad de aguda pasa a una hepatitis fulminante se producirá una insuficiencia hepática como signo y varios años después de la enfermedad se puede producir una cirrosis que al volverse crónica dará lugar al endurecimiento del hígado con síntomas como náuseas, debilidad, fatiga, pérdida del apetito y peso, angiomas y dolor de estómago, luego se producen otros signos como el ralentamiento de las funciones cerebrales, sangrado y presencia fácil de moretones, picazón general de la piel, acumulación de fluidos en el estómago y en las piernas, presión arterial del hígado alta, cálculos biliares, resistencia a la insulina y diabetes. Es importante la dieta en la hepatitis.
Asimismo el desarrollo de un cáncer del hígado es otro signo con probabilidades altas y en un mínimo porcentaje puede conllevar a la muerte de este tipo de enfermedad de acuerdo a los signos y síntomas de la hepatitis.

Speak Your Mind

*